viernes, 29 de abril de 2011

Dickens, entre Séneca y Sócrates.


Arriba, en un fragmento de la foto aérea de 1945, el trazo de lo que sería la prolongación de la calle de Dickens.

En terrenos que hasta 1949 habían permanecido en propiedad de la familia Cuevas, se trazó la calle continuación de Charles Dickens, entre la Torre del Reloj y lo que sería la calle discontinua de Sócrates y que ahora es sitio de presentación de varios interesantes edificios que se conservan en su estado original.








A la izquierda, el primer edificio de departamentos en la zona, proyecto de 1958 del arquitecto Vladimir Kaspé, con el número 47 de Platón.
(Fotografía de Guillermo Zamora)
El edificio con orientaciones sur y oriente, resolvió la geometría ligeramente irregular del terreno con balcones hacia el sur. Alberga seis departamentos y doce espacios de estacionamiento techado.
Abajo, una fotografía contemporánea del edificio que se conserva en magníficas condiciones.












Justo frente al edificio de Kaspé (al otro lado de Platón –fotografía a la izquierda-), en el número 69 de la calle de Dickens, encontramos un proyecto del ingeniero Boris Albin, edificado en 1962; la estructura de ocho niveles alberga 16 departamentos y resuelve la irregularidad del terreno con grandes balcones con vista al sur.











Al otro lado de la calle (fotografía a la derecha), con el número 68 de Dickens y acceso también por Campos Elíseos, encontramos el edificio de diez niveles proyectado en 1960 por los arquitectos Felipe y José Woloski; el inmueble edificado en un esbelto terreno se ordena sobre Campos Elíseos y crea un perfil dentado hacia la calle de Dickens, con terrazas que algunos inquilinos han cerrado.










Al final de la calle y a su remate con la calle de Sócrates (imagen a la izquierda en su estado actual), se levanta el edificio proyectado por los arquitectos P. Broid, C. Ortega, B. Méndez y O. Urrutia en 1962.
El edificio de once niveles fue motivo de mención en L’architecture d’aujourdhui en 1963, destacando el intrincado juego de volúmenes en la fachada. Abajo una fotografía de 1962.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada