martes, 24 de mayo de 2011

La UNIMEX…



La casa de don Abraham Kessel, edificada en la avenida Emilio Castelar N° 63, esquina con Eugenio Sue, se construyó entre 1940 y 1942 frente al auditorio al aire libre Ángela Peralta, siguiendo el proyecto del arquitecto B. H. Addam; aunque el conjunto sigue en pié, los edificios han sido reformados y ampliados, sufriendo importantes modificaciones. Arriba, el vestíbulo de la casa Kessel antes de ser intervenido.








A la derecha en una fotografía de 2008, en primer plano el Teatro Ángela Peralta y en un círculo la casa Kessel con las modificaciones que el centro educativo ha hecho desde 1995.
Aunque la estructura sigue siendo reconocible, se le agregaron un par de pisos de estructura prefabricada que alteran considerablemente el diseño original.






En una fotografía aérea de 1945, el conjunto Kessel; puede observarse que en realidad el proyecto consistía de dos residencias, una con orientación sur y mirando al parque para don Abraham y otra en la parte trasera, con frente hacia la calle de Eugenio Sue, para su hija. Entre las dos casas un jardín con fuente y veranda unificaba el conjunto.




En el terreno completo de 1,675 m², “la casa pequeña” ocupaba un terreno anexo de 420 m² con características reconocibles de un “decó tropical” por el que era reconocido el arquitecto Addam. A la izquierda, la gradería de acceso a la casa y abajo la escalinata interior.





La casa principal, con eje hacia el parque, obedece a la tradición compositiva de la zona, aunque abandona completamente los lineamientos del estilo “Californiano”. Las características ornamentales tienen más en común con el decó de la colonia Hipódromo- Condesa que con el neobarroco de Polanco.


La casa en la calle de Emilio Castelar No. 63, esq. Eugenio Sué, es recordada por haber alojado la primera sinagoga –habilitada para la comunidad Ashkenazy- en Polanco.


Gracias a sus dimensiones, desde 1983 la casa se ha utilizado como institución educativa; desafortunadamente por varios años el mantenimiento fue por demás deficiente y aunque recientemente parecería que han intentado proteger el inmueble, las intervenciones distan mucho de ser felices. Los espacios interiores han sido invadidos por cubículos, jardines cegados y áreas abiertas cubiertas.

-Era mucho más conocida por su entusiasmo que por su habilidad…
Vizconde de Valmont, en Relaciones peligrosas de Choderlos de la Clos.




















Puedes consultar más entradas relacionadas con la arquitectura de Polanco “ayer y hoy” al final de ésta página…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada