miércoles, 20 de julio de 2011

Campos Elíseos N° 76, esquina con Schiller…

¡En proceso de demolición!


En 1939 continuaron los trabajos de entubamiento del “Río de los morales” ahora en la sección Bosque de Chapultepec del desarrollo que la firma De la Lama/Basurto –en unión con la familia Cuevas– transformó en la Colonia Polanco. Abajo, en la fotografía de la Compañía Mexicana de Aerofoto tomada en 1939 y mirando hacia el poniente, aparecen (abajo) el río de los morales –ahora Campos Elíseos– y la avenida de la hacienda –ahora Presidente Masaryk–; a la izquierda, el bosque de Chapultepec, limitado por la avenida Fundición –ahora Rubén Darío– y la extensión Paseo de la Reforma sobre la Calzada de la Exposición; al centro izquierda, puede verse el trazo original de la colonia Chapultepec-Polanco y arriba a la izquierda, Chapultepec Heights –ahora las Lomas de Chapultepec-.






Frente a lo que había sido el río y bordeando una de las glorietas al cruce de la Avenida de los Campos Elíseos (esquina con Federico Schiller y frente a la avenida Polanco), en un terreno de compleja geometría se edificó en 1940 la casa número 76 siguiendo el proyecto del arquitecto Rodolfo Covarrubias. Arriba una imagen de 1942, aparece marcada la casa; a la izquierda, la fuente de la glorieta de Campos Elíseos al cruce con Polanco y Schiller.


La casa cuyo frente principal hacia el nor-poniente, se desarrolla en dos alas en torno a una torre octagonal que aloja la escalera; por su ornamentación y diseño es de las edificaciones representativas de la arquitectura de Polanco y con el número 47, forma parte del catálogo que el Instituto Nacional de Bellas Artes elaboró en 1999. Cabe mencionar que el propósito del catálogo es proteger las edificaciones…





Puedes encontrar más entradas relativas a la arquitectura de Polanco al final de ésta página...

1 comentario:

  1. Wow, recuerdo mi infancia en esa casa y en una anexa a la derecho, ahi vivio un gran amigo, Manuel Gavaldon, ambos estudiabamos en el cd de Mexico. La casa arriba referida era de sus abuelos, recuerdo un gran piano de cola en el vestibulo.
    Que tiempos!

    ResponderEliminar